20 de mayo de 2021

La herida de Iñigo de Loyola y las espadas de Casa Melchor

 

Hoy, 20 de mayo de 2021, se cumplen exactamente 500 años desde que el caballero Iñigo de Loyola, en el último episodio de la conquista de Navarra que supuso la anexión del Reino a la Corona castellana, cayera herido en las murallas del castillo de Pamplona.

A partir de ahí, la historia de su conversión, y de la fundación de la Compañía de Jesús -los Jesuítas-, trascendió la pura historia personal para entrar en la categoría de acontecimiento histórico. 

Hoy es por tanto un buen día para mostrarles la pequeña joya del ventanal que preside el nuevo almacén de Libros con Historia. Se trata de una reja de hierro que integra una hilera de cinco espadas similares a la que sin duda portaba el santo guipuzcoano en su vida militar. Esta pieza procede nada más y nada menos que de la antigua basílica de San Ignacio, la que se construyera en el mismo lugar en el que cayera herido el santo. Concretamente de la parte del templo que fue demolida a principios del siglo XX para trazar la actual avenida de San Ignacio. Hace veinte años, hicimos una buena compra de libros a los Padres Redentoristas que, hasta hace poco tiempo, han sido los custodios de dicha basílica... Y fue entonces cuando, junto con los libros, entraron en casa Melchor estas simbólicas espadas. 

Otro día les contaremos cómo también acabó en esta casa de Urroz-Villa algo más que un pedazo del castillo de otro santo jesuita: el de Javier. 

Ahora ya sólo falta que empiece a gestarse una leyenda. Algo así como que aquel que extraiga una espada de la forja habrá de ser llamado rey legítimo. Por ejemplo. 

San Ignacio de Loyola, ruega por nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario