18 de julio de 2011

Clientes agradecidos



Una vez me enviaron un jamón, no lo olvidaré nunca. Era un cliente catalán que al parecer se había jurado a sí mismo celebrar de forma tan sonada el deseado reencuentro con un humilde librito escolar. Y mira por donde lo encontró en LIBROS CON HISTORIA, y me envió el jamón. ¡Aún quedan hombres de palabra! 

Y es que cuando uno se empeña en buscar un libro y pasan los años y se empeña y al final lo encuentra... suele pasar que se genera un agradecimiento efusivo hacia el librero que, cuando llega, pilla a uno de lo más desprevenido.

Hoy no me ha llegado un jamón pero si una carta manuscrita que copio omitiendo los detalles. Así da gusto ¿verdad?

"Sevilla, 8 de julio de 2011.

Libros con Historia - F. Javier Garisoain
Pamplona

Estimado señor:
Le escribo a la antigua usanza, a mano y por correo postal, para expresarle mi total satisfacción por la compra realizada en su tienda, por el trato recibido y por la calidad de lo adquirido.
Hará unos meses me puse en contacto telefónico con usted para solicitarle el envío de un libro largo tiempo deseado: ... de ... ..., libro que tenía mucho interés en leer y que no conseguía encontrar. He de decirle que me llegó en perfecto estado y que su lectura nos ha sido muy grata a mi y a mi esposa, que no conocía nada del período histórico en el que se desarrolla la novela. 
Espero poder solicitarle pronto más libros y continuar disfrutando de un servicio tan impecable como el suyo.
Reciba un cordial saludo,"