3 de marzo de 2011

Los bibliófilos existen

conjunto de libros antiguos Cuentan los viejos libreros de viejo que antiguamente existían clubs de bibliófilos. Puede ser que antes hubiera más bibliófilos. O tal vez que tuvieran más tiempo. O será que lo que ahora esparcimos por el chat, el blog y el móvil se volcaba entonces en aquellas reuniones que imagino pintorescas. El caso es que ahora cuesta mucho no ya ver una reunión, sino un solo bibliófilo vivito y coleando.
La salvación de la especie está en las catacumbas de internet en las que lo mismo se encuentran ladrones que mártires. En este inframundo existen, como islotes, algunos puntos de encuentro que tendremos que ir visitando y enlazando. Acabo de conocer uno que promete. Está aquí,
y auguro que si su autor no desfallece llegará a ser lo que su nombre proclama: todo sobre el libro antiguo.