22 de noviembre de 2016

Una reflexión sobre el antiguo arte de hacer libros

No es verdad que la Civilización avance siempre hacia la perfección. En la historia de la cultura hay saltos, y hay retrocesos, hay descubrimientos y hay pérdidas. La verborrea fácil que vertemos hoy en día en los medios digitales o en las ediciones automáticas no se somete al tribunal del arte que antes se asociaba a la decisión de elaborar un libro. La forma en como se mezclan en los libros del siglo XXI las churras y las merinas, el oro y el barro no tiene ninguna ventaja. Nos complica la vida y no nos deja ver las joyas, que las sigue habiendo.